¡Cuidado! La mamitis si puede ser un problema serio en tu relación

“Amor, mi mamá viene a comer hoy”, “voy a llamarla, seguro se siente sola” o “le consultaré si está bien la decisión que tomé”, son frases comunes en aquellas personas que sufren de mamitis.

DATOS PARA ENTENDER EL PROBLEMA

1) Un hombre con mamitis tiende a ver en su madre el soporte de su vida. Ella es quien le da estructura y le proporciona la confianza que necesita para hacer las cosas.

2) La persona que sufre de mamitis es un excelente hijo, trata de cumplir con todas las cosas que su madre le pide, se da una especie de “portarse bien para ser aceptado”, aunque él ya tenga familia.

3) Si tu novio sufre de mamitis, no lo juzgues o critiques. Por el contrario, habla con él y juntos busquen la forma de superar ese problema. Recuerden que son una pareja.

4) En la mayoría de casos, los hombres con mamitis no se dan cuenta de su situación, ya que reproducen conductas y actitudes aprendidas desde muy temprana edad, y desahogan con su cónyuge expectativas, temores y rencores nacidos durante la relación con sus padres.

5) Ambos deben ceder y tener muy claro que si bien la familia de origen es importante, la familia nuclear es la prioridad ahora.

¿CÓMO SUPERARLA?

No será sencillo pero tampoco imposible. Aquí unos efectivos consejos:

a) El primer paso será que la persona acepte y reconozca que sufre de mamitis.  
b) Luego es necesario poner límites a la madre y aprender a tomar decisiones por sí mismo. Si hay errores, estos deben asumirse con responsabilidad.
c) El apoyo de la pareja será fundamental. La buena comunicación y tolerancia jugarán un rol esencial.    
d) No está de más buscar ayuda profesional.

Así que si te encuentras en una situación similar, es importante que actúes para lograr una verdadera relación de pareja. 

Pero, en muchas ocaciones, la mamitis se da en ambos sexos y es cuando tiende a ser aún peor.

 

 

Todos los derechos reservados, Grupo Radial El Tajín 2014 |